martes, 14 de mayo de 2013



Dame la oportunidad…
Luchando cada día contra aquello que soy,
Luchando cada día por aquello que soy.
Que no me disteis la oportunidad de mostrarme tal como soy, que no supisteis valorar todo aquello que yo era capaz de ofrecer…
Cada uno es distinto, con sus problemas, su forma de ser, su forma de ver el mundo y no por ellos es mejor o peor, y no por ello tienes el derecho de decidir si está bien o no, no eres quien para decirle que es capaz de hacer y qué no.
Me dijisteis que no llegaría a nada si no iba por el camino que ustedes me marcabais, que no era el camino que yo quería seguir, me dejasteis muy claro que yo no valía, pero ¿sabeis que? Me dio igual.
Ayer me dio por recordar todo aquello que me dijisteis, todo aquello por lo que tuve que pasar y ¿sabéis qué? No pude más que sonreír.
He conseguido todo aquello que yo quería, todo aquello que me propuse hacer y sin poderlo evitar una gran sonrisa se extendió por mi rostro.
Quería agradeceros todo porque después de todo formáis parte de mi pasado y aprendí a ser fuerte, aprendí que nadie sabe ni sabrá jamás lo que soy capaz de dar y eso me lo enseñasteis vosotros. Porque muchas veces ni yo misma sé que soy capaz de ofrecer hasta que me propongo conseguirlo…