miércoles, 20 de noviembre de 2013

loca...




Creyendo ver cosas que nunca han estado ahí, volviéndome loca, más y más…
Solo pienso y no puedo dejar de pensar en esas cosas que sé están ahí pero que se esconden de mi, volviéndome loca, más y más…


Escuchando el silencio, siendo cómplice de tu voz, hablándole al viento para que te lleve mis palabras que se esconden y no puedo expresar, volviéndome loca, más y más…


Siendo feliz en un infierno, sintiéndome arropada bajo una fría lluvia que solo trae soledad, estando acompañada con el miedo que poco o nada me asusta, volviéndome loca, más y más…


Saltando a un vacío que está lleno de inquietud sin que esta me inquiete, corriendo por un mar de arena sin miedo a ahogarme, bailando sobre el fuego sin temer quemarme, volviéndome loca, más y más…

Estando loca soy capaz de hacer todo y más ¿porque iba a empezar ahora a pensar con claridad?


sábado, 2 de noviembre de 2013

Hipocresia!

¡Viva!
¡Viva la puta hipocresía!

Viva que me digan sé que vales mucho, sé que eres plenamente apta para este trabajo, para aprobar, para ascender, para ser jefa… pero… pero no lo vas a ser porque considero que mi “amigote” está más capacitado, porque considero que va a ser más manejable y porque me sale de los huevos y punto y ¿qué tengo que hacer yo entonces? ¿Partirle la cara?

Pero no, no soy así, para bien o para mal mis padres me han educado para que sea fiel a mí misma, que si de verdad creo que soy capaz para conseguirlo tengo que seguir luchando… Así que me levanto para poder mirarlo desde arriba y le digo que estoy segura que hace lo mejor para su empresa y que me gustaría verlo en un futuro, cuando yo sea una de sus mayores competidoras, porque sé que lo seré, porque tal y como me ha dicho sé que soy plenamente apta.

Sé que lo conseguiré, aunque no tengo dinero, aunque mis raíces sean de familia muy sencilla y con serias limitaciones económicas, ¿y qué? He visto a mis padres luchar día a día para que mi hermana y yo tuviésemos una buena educación, que no nos ha faltado nunca de comer, aunque haya habido que echarle más agua al puchero ¿y qué?
Estoy tan orgullosa de ellos, estoy tan en deuda con ellos por haberse esforzado y seguir esforzándose y luchar día a día y lidiar con hipócritas. Sé que les debo tanto que lo conseguiré por ellos, por mi hermana, por mí. Por todos aquellos que cada día tienen que agachar la cabeza porque su sueldo es el único que entra en casa y hay que pagar.

Hay que pagar a aquellos que nos roban, a aquellos que deciden que sus “amigotes” son más aptos… a esos ineptos que nos están llevando a la quiebra, no solo económica, ¿Cuántas familias hay que ya no tienen sueños, que ya no sonríen?

Que hipócritas de mierda aquellos que se suben el sueldo por… ¿Por qué? No se… quizás robar canse más de lo que imaginemos… esos sueldos que darían de comer a cuatro familias enteras al mes… pero la educación y la salud es algo de lo que podemos prescindir… total… así seremos más manejables, más borregos, más sumisos… ¿eso creen?


¿Hasta cuándo?